¿Cómo cuidar las persianas y cortinas?

CUAL ES EL CUIDADO QUE DEBO TENER CON MIS CORTINAS Y PERSIANAS?

Cada persiana o cortina está fabricada en materiales diferente, por lo cual cada una cuenta con sus propias especificaciones de limpieza y cuidado. Sin embargo a continuación le damos algunas instrucciones generales:

CUIDADO DEL PRODUCTO:

Evite dejar los cordeles o las cadenas al alcance de los niños o de sus mascotas para prevenir posibles accidentes.
No retire los conectores o topes de las cadenas.
No hale de la tela o de los perfiles para bajar la cortina.
Para subir o bajar la persiana hale el cordel o la cadena con una velocidad y una fuerza apropiada, de lo contrario podrá dañar el freno o desprender la persiana.
No intente abrir la ventana cuando la persiana se encuentre abajo (enrollables, romanas) o cuando la persiana se encuentre cerrada (paneles).
Tenga en cuenta subir o recoger la persiana cuando vaya a barrer, aspirar, o trapear el piso.
Antes de accionar el producto verifique que no hayan objetos que puedan obstruir su movimiento.
Utilice correctamente el limpiador de vidrios, poniéndolo primero en un trapo y no directamente en la ventana para no correr el riesgo de que este líquido manche las telas, los cordeles o las tablillas.
No trate de reparar el producto usted mismo ya que perderá la garantía.

LIMPIEZA DEL PRODUCTO:
Desempolvar las persianas con un plumero y aspirarlas una vez a la semana es la mejor forma de prevenir posibles manchas y mantener la apariencia del producto.
Cuando vaya a realizar una limpieza de sus cortinas tenga en cuenta proteger los mecanismos del agua.
No aplique blanqueadores u otros detergentes fuertes sobre los tejidos que puedan hacerle daño al producto.
Para manchas fuertes, o una limpieza general contáctese con personal especializado.
Las telas en poliéster deben limpiarse con cuidado, ya que estas pueden encogerse si no se limpian de manera adecuada, o pueden perder el color si no se limpian con los elementos adecuados.
No lave las telas en el sol, ni las ponga a secar al sol, ya que esto podría ocasionar que la tela se manche o la tela se encoja.